PPC

Principios básicos para campañas de Google Shopping (I)

Principios básicos de Google Shopping
Escrito por Toni Fernández

Google Shopping es una forma “casi” segura para que los comerciantes vendan más. De hecho para algunos, las campañas de shopping son la principal fuente de tráfico e ingresos.

¿Cómo aumentar la probabilidad de que los anuncios de la lista de productos aparezcan en la búsqueda de Google en lugar de los de los competidores? El feed de datos.

Si el feed de datos está optimizado correctamente, se obtiene más tráfico calificado. El feed de datos es la base sobre la cual se construyen las campañas de éxito de PPC. Entonces, ¿dónde se deben enfocar los esfuerzos de optimización de feeds de datos si se está comenzando con las campañas de Google Shopping?

La respuesta es fácil;  acudir a una agencia experta de Google Shopping. Los gestores de PPC de las agencia pueden gestionar  múltiples cuentas de comercio electrónico al mismo tiempo en diferentes verticales. Esto es uno de los valores añadidos de una agencia vs alguien interno.

A continuación incluimos varios principios básicos de Shopping de nivel medio que ayudarán a maximizar las inversiones en Google Shopping y por ende a mejorar los resultados de negocio.

La calidad del feed de datos es imprescindible

Hay que concentrarse en optimizar títulos y descripciones de productos para mostrarse en tantas búsquedas como sea posible. Una chaqueta puede ser una chaqueta de lluvia, una chaqueta de mujer y una chaqueta de aviador. La forma en que se titulan y describen los productos se relaciona con el volumen búsquedas.

La calidad del feed de datos es la base de las campañas de shopping exitosas. Los títulos de productos robustos, las descripciones detalladas y los atributos específicos del producto (por ejemplo, color, estilo y tipo) son esenciales para un rendimiento óptimo de la campaña. A Google le encantan los datos de los productos y tienen un impacto directo y alto en el nivel de calidad general.

Cuantos más datos se puedan proporcionar a Google, mejor será la base para campañas de shopping exitosas.
En las agencias se sabe que algunos clientes pueden tener problemas para generar el feed de datos. Es por eso que hay que enfatizar la necesidad de contar con datos sólidos, explicando los beneficios de tener un producto robusto en cuanto a información y las desventajas que pueden causar los datos pobres del producto. Los anunciantes pueden no ser conscientes del impacto negativo que tiene y hay que explicarlo correctamente.

Feed de datos de Google Merchant Center sin errores

Feed de datos sin errores

Enfoque SEO para la descripción de los productos

Tener información buena y completa en el feed es crucial. Esto comienza con el título y la descripción del producto, ya que estas son las formas principales en que Google compara sus productos con las consultas de búsqueda, a diferencia de las campañas de búsqueda que utilizan palabras clave específicas. Hay que adoptar un enfoque SEO para escribirlos y, si la plataforma de comercio electrónico no es compatible con la la administración de feeds de datos, hay que buscar una herramienta de administración de feeds que le permita editar y optimizar ese contenido.

campañas de Google Shopping con enfoque SEO

campañas de Shopping con enfoque SEO

Automatizar la actualización del feed de datos de manera diaria

Asegurarse de que el feed de datos se actualice automáticamente a diario en Google Merchant Center. Google quiere la información más fresca posible, por lo que cuanto más frecuentemente se actualice el feed de datos, más contentos estarán los robots de Google. Lo que es más importante, las actualizaciones diarias significan que es menos probable que se rechacen productos porque los datos en su sitio web no coinciden con los datos de su feed. Datos precisos y frescos significan campañas más exitosas.

Hay que ser estricto con los presupuestos asignados al comienzo de las campañas

Para los nuevos anunciantes la asignación de presupuesto es muy importante. A menudo los anunciantes no son lo suficientemente estrictos con respecto a su asignación presupuestaria. Sostienen que “es demasiado pronto para decirlo” o “que queremos vender todos nuestros productos”, pero esos argumentos no tienen en cuenta que la publicidad de comercio electrónico se basas en dos KPIs: ROI y ganancias.

Cuando se hace publicidad online como una empresa de comercio electrónico, hay que esforzarse para maximizar las ganancias potenciales con el presupuesto que se tiene disponible. Si se tienen  3000 euros al mes y se puede gastar todo en un solo producto, que es el que da la mayor ganancia, entonces hay que hacerlo. El resto es malgastar el dinero.

Los principiantes en Google Shopping (y todos) deben enfocarse en pujar y hacer ofertas de forma efectiva para que sus productos generen ingresos. Comprender cómo asignar presupuestos a las campañas de shopping y las segmentaciones de estas generan ventas.

Pujar en aquello que funciona

Hay que segmentar las campañas en grupos de productos para obtener una descripción más clara del rendimiento, un mejor control del presupuesto y una optimización más sencilla. Así se sabrá que funciona mejor y por lo tanto se podrá pujar más fuerte en ello.

Incrementar tráfico en términos de búsqueda de alto valor

Hay que anunciar productos de valor alto. A menudo en las auditorías encontramos que los productos más vendidos en el sitio web no coinciden con los productos más vendidos a través de anuncios de Shopping. Se esperan diferencias pero debe haber cierta alineación. Normalmente, el problema es que las ofertas son demasiado bajas o que el grupo de productos no es lo suficientemente detallado como para permitir una oferta única para promocionar los mejores productos.

También encontramos faltas de correlación entre las ofertas y los cambios de precios. Cuando un producto (o grupo de productos) experimenta una caída de precios, a menudo hay una disminución en los CPCs. Esto se debe a que el precio actúa de forma similar al nivel de calidad, lo que significa que los clics serán más baratos para el mismo puesto. Si no se tiene una cuota de impresiones del 100%, esta es una buena oportunidad para aumentar las pujas, especialmente teniendo en cuenta que los precios promocionales generarán una tasa de conversión más alta.

Añadir Keywords Negativas

Un consejo subestimado para principiantes es agregar palabras clave negativas revisando regularmente los informes de términos de búsqueda para Google Shopping. Al igual que con las campañas de búsqueda, se puede ahorrar mucho dinero y reducir el CPA utilizando palabras clave negativas en las campañas de Google Shopping.

Por ejemplo, si se venden muebles de alta calidad en el sitio, puede ser una buena idea agregar la palabra “barata” como palabra clave negativa en el nivel de la campaña, si los datos son concluyentes y muestra que no hay conversiones para consultas de búsqueda que contengan la palabra “barata”.

Añadir Grupos de anuncios con no más de 200 productos cada uno

Dividir los productos/grupos de productos en grupos de anuncios temáticos con no más de 200 productos en cada uno. Puede usarse el nombre de marca, tipo de producto o información de etiqueta personalizada para organizar productos en cada uno de los nuevos grupos de anuncios.

Para crear un nuevo grupo de anuncios, simplemente hay que comenzar con todos los productos y dividir los productos/grupos de productos que se desea segmentar. Una vez que se esté satisfecho con la selección, excluir todo lo demás en el nivel de todos los productos. Tener un máximo de 200 productos en cada grupo de anuncios ayudará a administrar las pujas de manera más eficiente, a mantener un control más estricto del presupuesto publicitario y a informar sobre el rendimiento de la categoría de cada producto por separado.

La estructura de las campañas de Google Shopping es fundamental y hay que ser muy cuidadoso creándolas. Aquí tenemos un artículo monotemático sobre cómo hacerlo.

Entender el coste promedio de las conversiones

¿Cuál es el coste de conversión promedio? Si una conversión cuesta 10 €, hay que asegurarse de eliminar los productos, donde no se gana esa cantidad de dinero.

Centrarse en el beneficio y los precios

Beneficio. Cuando se tienen datos de comercio electrónico históricos fiables de Analytics, tiene sentido segmentar las campañas en grupos de productos que representan cifras de beneficios. Normalmente no se quiere hacer una oferta igual por un producto de $ 20 o $ 40 si se maneja un margen de 25% en ambos. Esta información probablemente provenga del propio comercio electrónico.

Precios. El precio de venta de productos también es un buen punto de referencia para establecer pujas. Si por ejemplo se tiene un producto que se vende por 5 euros y sus pujas son iguales a eso, a menos que este producto se venda en el primer clic (o al por mayor)se debe hacer una subasta rentable. Este artículo también se puede usar para excluir productos, para tiendas más grandes que tienen una gran variedad de productos. Por tanto, es una buena idea excluir aquellos que se venden por poco dinero y podrían funcionar bastante bien en otros canales.

Un ejemplo claro es un minorista de modelos de coche en miniatura que también vende cinta adhesiva en su sitio. Mientras que la cinta adhesiva es parte de la tienda, se vende por una cantidad bastante menor y no es el producto principal. Por lo tanto tendría sentido eliminarla.

Conclusiones

Gestionar campañas de google shopping no es crear una campaña de Google shopping y dejar que Google muestre los anuncios como consideren sus algoritmos. Tener el conocimiento adecuado y estar constantemente investigando y prestando atención a las novedades de esta red es fundamental para maximizar el rendimiento de la red. El feed de datos ha de estar muy trabajado y también las campañas de Google Shopping.

5/5 (2)

¿Te ha gustado este artículo?

Deja un comentario

PPC

Principios básicos para campañas de Google Shopping (I)

by Toni Fernández time to read: 8 min
0